¿Sabías qué? Comprar una casa puede ser una de las experiencias más agobiantes, porque nos obliga a tomar decisiones importantes cuyas responsabilidades se prolongan durante varios años.

Dato curioso…la escala de estrés creada por los psicólogos Holmes y Rahe sitúa este acontecimiento entre los 43 hechos más estresantes, fundamentalmente por la incertidumbre que genera.

Por esta razón, Fitur te invita a estar bien informado para afrontar este momento, ya que te toparás con muchos condicionantes que afectan a esta adquisición.

Te presentamos algunos de ellos:

Convencerte a ti mismo

El estrés emocional que sufres al comprar una casa requiere una gran inversión. Para contrarrestar el  efecto, como comprador tienes que buscar información y comparar precios de otras propiedades en venta, esto te ayudará a reforzar la decisión de compra.

Negocia el precio

Deberás ser consciente de que las casas constructoras o los dueños tienden a tener una tasa de un 20 % por encima de su precio real.

La primera dificultad que hay que salvar en el proceso de compra de la vivienda es la negociación del precio. Sin embargo, también es cierto que, durante este proceso de convenio, puedes conseguir una rebaja en el precio que en la actualidad ronda el 5.1%

Vender caro no implica comprar caro

Para conseguir un buen precio, dependerá de la información inicial que tengas. Como comprador deberás ser consciente e iniciar la negociación del precio de la vivienda con una cifra inferior a la ofertada por el vendedor.

Dónde y cuándo comprar vivienda

Otro factor estresante para el comprador es la elección de la zona geográfica de dónde comprar la vivienda, ya que muchas veces buscamos una mejor zona a la anterior.

Recuerda: no te dejarte influenciar por el efecto urgencia por los agentes inmobiliarios para forzar la decisión de la compra, advirtiendo de que hay otros clientes interesados en la misma casa.

 

 

Leave a comment